Finanzas en pareja

Finanzas en pareja

¡Qué bonito es el amor! Quererse, respetarse y compartir momentos juntos forman parte del compromiso adquirido entre dos personas que se aman… ¿Y cómo quedan las finanzas en pareja?

La mejor frase que he escuchado en el tema de finanzas en pareja es la siguiente:

Lo que el amor ha unido que no lo separe el dinero

Hay una estadística que dice que el 70% de los problemas en una pareja son por dinero… si este es el problema #1 del top 10 de problemas en una pareja, es el primero que debemos atacar.

Cuando una pareja decide vivir juntos, el tema de las finanzas ya no es nada más sobre quién paga la cuenta de la cena o cómo se dividen los gastos en una salida al cine… Aquí debemos revisar todos los egresos concernientes a la vida conyugal como arriendo, comida, servicios, artículos personales, por solo nombrar parte de la lista.

Quizás compartir las finanzas en pareja sea beneficioso en el sentido que no recae todo el peso de los gastos en una sola persona… Pero a veces sucede que los egresos los hace solo uno de ellos y empiezan los conflictos.

Ahora, cuando los gastos son compartidos, siempre habrá uno en la pareja que gane más que el otro o invertirá más tiempo en generar recursos. Es aquí cuándo surgen las preguntas ¿Cuánto debe aportar cada quién? ¿Quién gana más debe pagar más?

Cómo manejar las finanzas en pareja

 

Yo les recomiendo negociar los gastos al momento de planificar las finanzas en pareja. Veamos algunas formas de hacerlo:

 

Cuánto gana cada uno: Es necesario acordar cuánto puede aportar cada quien, tomando en cuenta que seguramente uno gana más que otro. Si así fuera, la negociación debe radicar en que quien aporte menos se ocupe de algunas labores del hogar, por poner un ejemplo.

 

Cuánto gasta cada uno: Deben repartirse los gastos individuales como estudios, arreglo personal y hobbies para luego definir los gastos como pareja. Cada quien debe tener una cuota de dinero asignada.

 

Gastos de la pareja juntos: Aquí debe sacarse la cuenta de los egresos fijos que implica vivir juntos y si se tienen hijos también.

 

Dinero a destinar para sus planes: Cada miembro de la pareja puede que tenga anhelos personales como viajes, comprar una casa o un vehículo. Aquí ambos deben definir si son realistas, alcanzables y relevantes, con un tiempo determinado para conseguirlos.

 

Finanzas sanas en pareja

 

No existen fórmulas mágicas para determinar unas finanzas sanas en pareja. Cada una tiene sus necesidades, gustos, anhelos y proyectos, pero se pueden evitar conflictos por malas decisiones financieras si seguimos las siguientes recomendaciones:

 

  • Hablar sobre las metas personales y de las de pareja para establecer prioridades y proyectar lo que desean.

 

  • Analizar responsablemente la obtención de un crédito para crear un patrimonio, comparando diversas opciones. Utiliza la deuda únicamente para comprar activos.

 

  • Planear los gastos elaborando un presupuesto que proteja la estabilidad financiera. Los créditos, las inversiones y los ahorros deben sustentarse en un plan.

 

  • Evaluar la adquisición de un seguro de vida o de gastos médicos para proteger a la pareja y la familia, así como asegurar los bienes adquiridos: automóvil, vivienda, entre otros.

 

  • Establecer un plan de ahorros que permita alcanzar los proyectos en pareja. Así se podrá invertir en algún instrumento financiero que permita multiplicar los recursos.

 

  • Contemplar un proyecto para retirarse juntos permite planear el destino de recursos para ese fin. ¿Cómo quiere vivir esa etapa? ¿Desean seguir trabajando o abrir un negocio? Estas preguntas ayudan al visualizar la manera de enfrentar los años de retiro.

 

La clave para un manejo sano de las finanzas en pareja radica en la comunicación.

Deja un comentario

Menú de cierre